Hoy en día los corredores encontramos en el mercado un amplio abanico de competencias, que van desde corridas, medio maratones, maratones, carreras de cerro, carreras de obstáculos, color runs, corridas nocturnas hasta carreras con perros. Pues bien, hoy nos tocó estar por primera vez en una carrera de coches, el Coche Maratón Infanti que organiza Olimpo Producciones y va que va en beneficio de la Casa Sagrada Familia, una fundación de ayuda al niño oncológico.

9 de la mañana en el Centro Cívico de Vitacura y progresivamente empiezan a aparecer los primeros corredores con sus hijos, nietos y acompañantes, el ambiente es bastante distinto al que estamos acostumbrados, mucho más familiar y muchísimo más relajado. Coches, corredores con niños en brazos, besos, abrazos, selfies y algunos cambios de pañales improvisados son la tónica de esta agradable mañana sabatina.

Después de unas infaltables visitas a los stands de Philips Avent, Infanti, Vivo y de un breve calentamiento ya están todos listos para el encajonamiento. Ordenadísimo por lo demás, debido a los coches me imaginaba podría haber habido mayor desorden, pero claramente la mayoría de la gente estaba ahí para pasar un buen momento haciendo deporte y no para preocuparse por partir unos metros más adelante.

Como siempre en las carreras de Olimpo la partida se da a la hora programada, en este caso a las 10:00 hrs. Un grupo reducido de alrededor de diez corredores salen a un ritmo fuertísimo. Detrás de ellos corredores a menor ritmo y más atrás el grueso de los corredores. El ambiente es de fiesta. En algunos coches los niños van moviendo las manos al ver que alguien les da aliento y toma fotos, otros van jugando con globos que les regalaron antes de la carrera, algunos pocos van con caras de mañositos y otros van durmiendo a pata suelta.

9:36 y cruza la meta el primer corredor del Coche Maratón. Realmente rápido para estar empujando un coche durante 3K. Pese al ambiente relajado de la carrera se nota que hay nivel, no puedo evitar pensar que con estos padres el nivel del running nacional está asegurado, que no se extinga la llama…

24:54 les tomó a los últimos corredores cruzar la línea de meta, nada más y nada menos que ambos disfrazados de Sully de la película Monster Inc.

Descanso, recuperación, nuevos cambios de pañales, regalos de los auspiciadores y empieza la premiación. Los premios muy buenos, sillas para el auto, coches y productos de bebé. Realmente espectacular. Una mención especial se merecen los últimos corredores que corrieron disfrazados y que se llevaron de regalo un coche Infanti por la buena onda. Bien por la organización.

En fin, por donde se lo mire una carrera redonda. Si tienes hijos o nietos y nunca has corrido en esta modalidad realmente deberías intentarlo, no hay excusas ya que además Infanti prestaba coches para correr con ellos en el caso que no dispongas de uno o que no sea el adecuado para la actividad. Si no tienes hijos o nietos invita a tus amigos a participar porque realmente lo pasarán muy bien. ¡Nos vemos el 2017! 

¡Comparte!