A solo días para la cuarta versión mundial de Wings For Life World Run, la única corrida donde la meta te persigue del próximo 7 de mayo, ya hay cientos de inscritos para escapar del “auto-meta” o “catcher car”. Entre los atletas que tienen confirmada su participación están los campeones chilenos de 2015, Karen Torrealba y César Díaz, que buscan superar sus kilometrajes y ganar nuevamente la corrida, además de los ganadores internacionales del 2016 de Australia, Croacia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, Suiza, y Taiwán, quienes escogieron Santiago como sede para este año.

Francisco Méndez, César Díaz y Karen Torrealba, campeones 2016 y 2015 respectivamente de Wings For Life World Run Chile, junto a Cristian Bolton, el piloto del “auto-meta” 2017, el nuevo Mitsubishi Montero Sport.

Todo sobre el “catcher-car” o “auto-meta” 2017

El “catcher-car” o “auto-meta” de este año, será conducido por el piloto de la Red Bull Air Race, Cristian Bolton, quien vendrá a Chile especialmente para la ocasión. “Estoy muy contento de volver a Chile para este evento benéfico, y listo para perseguir a los corredores. El año pasado estuve corriendo y fue una gran experiencia, pero estoy seguro que perseguir a los corredores desde el ‘catcher car’ a una velocidad tan precisa, será un gran reto”, dijo Bolton desde Estados Unidos. Bolton será una más de las figuras del deporte internacional que estarán a cargo de los “catcher-car” en otros países del mundo. Es así como este año participarán la estrella de Fórmula 1 David Coulthartd, el destacado piloto de rally Carlos Sainz, y el capitán de la selección de fútbol de México, Rafa Márquez, entre otros.

El modelo del “auto-meta” elegido para perseguir a los corredores este 2017, es el nuevo Mitsubishi Montero Sport, el cual viene equipado con un motor de 2.4 diesel High Power e incorporó mejoras constructivas como: tres airbags de serie, siete airbags en sus versiones Limited, cinturones con pre-tensionadores, sistema de mitigación de colisión frontal (FMC), sistema de mitigación aceleración errónea, control de ascenso y descenso, alerta de punto ciego, freno de estacionamiento eléctrico, y control de estabilidad y tracción electrónico. En cuanto a su diseño exterior, el modelo destaca por una apariencia agresiva, que mezcla la elegancia con lo deportivo, incorporando el nuevo concepto Dynamic Shield, diseño que establece una tendencia en los vehículos de la marca. Además cuenta con luces traseras led en diseño vertical, con un distintivo patrón de iluminación, faros y luces diurnas led, rieles de techo y pisaderas de alta calidad en todas sus versiones.

Para esta ocasión, el SUV estará equipado con un Control de Carrera Global, tecnología que asegura que todos los conductores de Wings For Life World Run alrededor del mundo, aceleren al mismo tiempo y mantengan la misma velocidad.

Así se verá el nuevo Mitsubishi Montero Sport de Wings For Life World Run Chile 2017:

 

¿Cómo funciona el “catcher-car”?

A las 11:30 am UTC (8:30 hora chilena), media hora después de que hayan arrancado los corredores, los “auto-meta” de todo el mundo comienzan a conducir a exactamente 15 km/h. A las 12:30, suben a 16 km/h, a las 13:30 a 17 km/h, a las 14:30 a 20 km/h y a las 16:30 a 35 km/h. Todos los conductores acelerarán a la misma hora, en todo el mundo, y mantendrán la misma velocidad. Tras dos horas y media, los corredores habrán cubierto 31 km.

El recorrido

Al igual que el año pasado, la largada de los corredores será a las 8:00 horas en punto desde el Parque O’Higgins, y seguirá por Calle Beaucheff. Luego, todos deberán bajar por Club Hípico hacia Av. El Mirador y doblar en Abate Molina, para finalmente tomar calle Exposición hasta llegar a la carretera que lleva a Melipilla.

Como siempre, los corredores que sean alcanzados por el “auto-meta” tendrán a su disposición buses para regresar al Parque O’Higgins, y seguir en pantalla gigante la transmisión internacional con todos los detalles de este evento deportivo solidario que se realiza simultáneamente en más de 25 localidades alrededor del mundo. 

¡Comparte!