• Niños y jóvenes entre 7 y 18 años fueron protagonistas de esta fiesta deportiva que partió desde el Parque Bicentenario.
  • El frío y llovizna matinal no fueron impedimento para que los penquistas participaran con mucho entusiasmo de la actividad y llegaran a la meta.

Una multitudinaria recepción fue la que recibió la 10° versión de la Corrida MILO en Concepción. Fueron más de 5 mil escolares los que llegaron hasta el Parque Bicentenario para competir en forma sana y deportiva, en una jornada familiar que estuvo marcada por el frío y la llovizna matinal, los que no fueron ningún impedimento para la motivación de los corredores.

Niños de 7 a 12 años participaron junto a sus padres de forma recreativa en los 3 kilómetros, mientras que jóvenes entre 14 a 18 años compitieron en la categoría de 5 kilómetros. Desde diferentes localidades del país llegaron hasta las calles de Concepción – Santiago, Temuco y Valdivia, entre otros – inspirados por el slogan de la carrera #MILOMeLaPuedo.

Al respecto, María Cristina Yoma, Marketing Manager de MILO de Nestlé, señaló que “para MILO es un orgullo la enorme llegada que hemos tenido siempre en Concepción a lo largo de estos 10 años y, esta oportunidad, no ha sido la excepción. Nuestro objetivo en cada ciudad ha sido promover el deporte y la vida sana. Nuevamente, lo hemos podido llevar a cabo junto al entusiasmo y compromiso de los niños y jóvenes, quienes vinieron en compañía de sus familias”.

En esta Corrida MILO destacó la participación de dos campeones chilenos en el tramo 16-18 años. Mientras en mujeres el primer lugar se lo llevó la campeona sudamericana, Laura Acuña; en varones resultó ganador, Mauricio Orrego, quien es campeón mundial en esta categoría.

Al respecto, Orrego manifestó que “es muy motivante haber podido ganar esta competencia, ya que el año pasado salí segundo. Para mí, la Corrida MILO es una gran iniciativa que permite a los niños a motivarse a correr y no quedarse solo en sus casas”.

Para Laura Acuña la emoción no es distinta, por lo que declaró: “Estoy muy contenta de haber ganado esta carrera porque ayuda a motivar a otros deportistas que están recién comenzando. He participado desde que tengo memoria, entre los 7 u 8 años en regiones, por lo mismo, mi consejo para todos los niños que participaron hoy es que nunca se rindan y que luchen por sus sueños”.

Familias completas repletaron el Parque Bicentenario de Concepción, las que estuvieron motivando a sus hijos o nietos, ya fuera dentro, o en el exterior de la pista de competencia. Uno de ellos fue Jorge Pérez de Arce, quien acudió con sus tres hijos, Alicia y Matilda de 7 y 9 años, junto a Agustín de 11. El motivo para acompañarlos para este padre es muy claro, “aquí se está fomentando el deporte, la vida sana y la unión familiar. Mi hijo fue el primero que se inscribió, por eso, hay que levantarse temprano y acompañarlos para que sean felices”

¡Comparte!