Luka Kovačič recorre los cinco picos más altos de Eslovenia. El trail runner Luka Kovačič esperaba cruzar los cinco picos más altos de Eslovenia en 24 horas el pasado 20 de agosto, sin embargo, el ganador del Red Bull 400 realizó un esfuerzo gigantesco para cubrir la distancia en menos de 14 horas.

Los cinco picos más altos de Eslovenia son: Visoki Rokav (2.646 m), Škrlatica (2.740 m), Triglav (2.864 m), Jalovec (2.645 m), Mangart (2.679 m). Kovačič los escaló en este orden.

Kovačič escaló la montaña más alta de Eslovenia, el Triglav, con solo siete años de edad, luego pasó a sobresalir en el ciclismo antes de tomar la decisión de concentrarse en las carreras de montaña y específicamente en la Red Bull 400, que ya lo vio ganar en su tierra natal en Planica en 2017, 2018 y 2019.

Para su último desafío, el joven de 24 años se propuso un proyecto especial para el final del verano cuando decidió desafiarse a sí mismo para cruzar los cinco picos eslovenos más altos desde el valle de Vrata hasta Mangart Saddle en un día, un objetivo intimidante debido al calor.

El nativo de Kranj comenzó a las 3:15 am. y acumuló una impresionante bocanada de vapor a través de los cinco picos extenuantes que iban desde los 2.645 m a los 2.864 m de altura, así como los dos valles profundos de Vrata y Trenta, para terminar en unas increíbles 13 horas y 56 minutos a las 5:00 pm.

Luka Kovačič recorre los cinco picos más altos de EsloveniaAscendió 6.600 metros de altitud durante la distancia de 55 km con 43 km en caminos de montaña y rocas, 7 km en macadán y 5 km en asfalto; las primeras 2 horas y 40 minutos se llevaron a cabo en la oscuridad solo iluminado con una linterna frontal.

Reveló: «he soñado durante mucho tiempo con combinar todos los picos en un día. Pensando en la viabilidad de todo, serían suficientes 24 horas, y ahora lo he hecho en menos de 14 horas. ¡Loco! Necesitaré un par de días para dormir y revivir todo».

Kovačič también conectó las regiones de Gorenjska y Primorska acompañado por el alpinista Nejc Marčič en la primera parte, los trail runners Matjaž Mikloša y Urška Ahac (novia de Luka) en la segunda parte y con el esquiador de montaña Nejc Kuhar en la tercera parte.

Añadió: «la parte más difícil fue el ascenso a Jalovec al mediodía cuando hacía mucho calor y no había nada de viento. Nejc (Kuhar) me ayudó a mantener la motivación con un muy buen discurso. Superé la crisis y continué. Comencé en completa oscuridad y también planeé terminar en completa oscuridad pero, al final, llegué a la luz del sol».