Cómo volver a la actividad física de manera segura

Cómo volver a la actividad física de manera segura

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»4.5.6″ _module_preset=»default»][et_pb_row _builder_version=»4.5.6″ _module_preset=»default»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.5.6″ _module_preset=»default»][et_pb_text _builder_version=»4.5.6″ text_orientation=»justified»]

Cómo volver a la actividad física de manera segura. Mientras cada vez más comunas del país avanzan a fase 4, muchas personas ya han optado por retomar la actividad física en gimnasios y recintos deportivos, una situación que no deja de preocupar a los expertos en salud.

Para la etapa de apertura inicial, el Ministerio de Salud autorizó el funcionamiento de recintos deportivos con un aforo máximo de 1 persona cada 10 metros cuadrados, máquinas a distancias de 2 metros y permanencia de hasta una hora.

Respecto a las condiciones sanitarias al momento de realizar deporte, el traumatólogo de la Nueva Clínica Cordillera, Dr. Juan de Dios Errázuriz, recomienda que al momento de elegir un recinto este posea un espacio amplio, lugar en el cual «efectivamente se pueda lograr el distanciamiento recomendado entre las máquinas y las personas. Además que este sea, idealmente, un lugar bien ventilado». El profesional, también añadió, que aquellos recintos que decidieron sacar sus máquinas al aire libre gestionen escenarios sanitarios para disminuir los riesgos.

El profesional de la Unidad de Trauma de Nueva Clínica Cordillera explicó que el contagio de COVID-19 no es la única amenaza para los deportistas, dado los riesgos que implica una errónea integración al deporte. El Dr. Errázuriz sostuvo que en medio de un proceso de normalización de las actividades «es común que se auto impongan hacer ejercicio de alta intensidad todos los días para intentar recuperar el tiempo que estuvieron sin ejercitarse».

Además, enfatizó que la sobreexigencia implica riesgos, principalmente, porque «cuando el cuerpo se empieza a agotar, nuestro control sobre la forma en la que estamos practicando un deporte, se va perdiendo». Además, el aumento repentino de la actividad física «puede llevar a lesiones tendinias, que luego van a significar que la persona tenga que parar su actividad física para recuperarse», e incluso podría derivar en lesiones más graves sin el cuidado y reposo adecuado.

Para evitar este tipo de problemas y cuidar la salud mientras se realiza deporte, el Dr. Errázuriz afirmó que la clave es realizar una preparación previa y comenzar desde un nivel más bajo de lo habitual e ir aumentando la carga «progresivamente hasta lograr llegar al nivel que teníamos antes de la pandemia».

El profesional añadió que además del aumento progresivo, se debe poner atención al equipamiento necesario de acuerdo a cada deporte, averiguar las recomendaciones para su ejecución, realizar un calentamiento y considerar la reacción del cuerpo ante la actividad deportiva para saber si aumentar o disminuir la intensidad.

Finalmente, invitó a las personas a la precaución y a mantener las medidas de protección sanitaria. Además enfatizó que siempre «hay que estar atentos si comenzamos a presentar molestias, y si es ese el caso, disminuir la intensidad y estar preparados para entrenar o trabajar un tiempo a un nivel más bajo».

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 3 =