La muerte súbita en el deporte y su prevención

La muerte súbita en el deporte y su prevención

La muerte súbita en el deporte y su prevención. Si bien la actividad física genera un beneficio cardiovascular neto y reconocido, también aumenta el riesgo de Muerte Súbita Deportiva (MSD). Este síndrome, que si bien es cierto es una causa de muerte poco frecuente en la población en general, ocasiona preocupación en la comunidad médica, puesto que en la mayoría de los casos es secundaria a una enfermedad cardiovascular sin síntomas y solo en el 10% de los casos el paciente sabe que la padece, lo que dificulta su prevención.

La cardióloga de Nueva Clínica Cordillera, Dra. Kelly García, nos dice que la muerte súbita deportiva ocurre «de manera inesperada, durante la realización de la práctica deportiva o hasta dos horas después de terminada la misma. Aunque también se ha planteado que se puede extender este lapso a las 24 horas post ejercicio».

La profesional explicó que la incidencia de la muerte súbita en deportistas es mayor debido a la exigencia que provoca la actividad física, que genera un aumento de la demanda de oxígeno, incrementando la frecuencia cardiaca, contractilidad del corazón y tensión arterial. A pesar de que muchas veces se menciona esta muerte como si fuera una causalidad en sí misma, la especialista señaló que, en realidad, es una manifestación de la muerte producida por distintas enfermedades.

Según indicó la doctora García, la cardiopatía isquémica se impone con un 63% como la principal causa de la MSD, es decir, la mayoría de los casos son muertes a causa de infartos al miocardio o anginas de pecho debido a una obstrucción de las arterias coronarias y agregó que esta patología «afecta en mayor medida a los hombres, y quienes corren más riesgo son los que practican fútbol y son menores de 35 años».

Respecto a lo anterior, esta causa de la muerte súbita deportiva también pone en riesgo «a quienes practican ciclismo y carrera a pie a partir de los 39 años», en tanto la segunda causa de MSD con el 26% de los casos, corresponde a «enfermedades que afectan al miocardio, el músculo del corazón, tales como la miocardiopatía hipertrófica ventricular izquierda y la miocarditis», según detalló la especialista.

El rol de la reanimación cardiopulmonar en los casos de MSD

De acuerdo a un estudio publicado por La Revista Española de Cardiología, el 96% de casos de MSD se da en deportes recreativos, y es por ello que la cardióloga de Nueva Clínica Cordillera, Dra. Kelly García, destacó la relevancia de contar con la información adecuada para poder actuar de forma correcta en caso de presenciar este tipo de situaciones.

La profesional afirmó que «el momento de peligro extremo es el paro cardíaco», pues en este escenario «se requiere de una persona que reconozca rápidamente lo que está sucediendo, y que pueda atender al afectado de forma inmediata con Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y un Desfibrilador Automático Externo (DEA)».

Finalmente, la cardióloga recalcó la importancia de generar una campaña que impulse a tomar medidas preventivas antes de realizar deportes sea de manera competitiva o no, tales como un reconocimiento cardiológico o una pre-participación deportiva y que en cada recinto deportivo cuente con los mecanismos necesarios para una resucitación cardiopulmonar y desfibrilación urgente, e indicó que es imprescindible entregar información a la población general, tanto de los síntomas de alarma como de las medidas de control de episodios de MSD. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =