Trasplantado bipulmonar correrá los 42K en la Maratón de Santiago. Cristián Müller tiene 54 años, pero dice que tiene 5. Decretó que su cumpleaños es el 30 de diciembre de 2014, fecha en la cual le realizaron el doble trasplante de pulmón en Clínica Santa María.

Nació con una enfermedad congénita, déficit de Alpha 1 anti-tripsina, patología que provoca que el cuerpo no genere enzimas que protejan el pulmón. Es una enfermedad terminal, para la cual el único tratamiento es el trasplante de pulmón.

«Al principio cuando me diagnosticaron la enfermedad no fue muy impactante, pero cuando me dijeron que era terminal y no me mejoraría a menos que me trasplantaran, fue como si me hubieran puesto a correr un cronometro en cuenta regresiva», cuenta Cristián.

Gracias a la voluntad de su donante y del consentimiento de su familia pudo recibir el doble trasplante pulmonar. El doctor Mauricio Fica, jefe de Trasplante Pulmonar de Clínica Santa María, fue quien lo operó y le dio una nueva oportunidad.

Posterior a la cirugía estaba debilitado, pero esta intervención le dio un nuevo aliento en su vida. Se fue recuperando poco a poco, con la ayuda de los especialistas empezó a trotar y ahí se dio cuenta de que de esa manera podía dar las gracias por la nueva oportunidad que le habían dado. Pese a que nunca había realizado algún deporte en su vida. «Es la forma que encontré de impactar y poder hacer visible que los trasplantados nos recuperamos y se recuperan familias completas», señala.

Su evolución

Trasplantado bipulmonar correrá los 42K en la Maratón de SantiagoPartió corriendo en competencia en la categoría de 3 kilómetros. Luego fue imponiéndose nuevas metas, los 10K en Santiago y en enero de 2019 participó en la Media Maratón de Valdivia. Este año su meta es aún más ambiciosa, correrá los 42 kilómetros en la Maratón de Santiago, convirtiéndose en el primer chileno y el tercero a nivel mundial en realizar la prueba con esta condición.

«En ciertos casos, el trasplante permite una recuperación completa de la capacidad física del paciente, permitiendo realizar deportes incluso a nivel competitivo. Nosotros incentivamos el ejercicio en pacientes trasplantados», explica el doctor Fica.

Cristián lleva 3 años de preparación, con entrenamientos 6 veces a la semana y está en las condiciones óptimas para correr la maratón, con su función pulmonar normal, gracias al asesoramiento de especialistas (broncopulmonares, nutriólogos, cardiólogos y kinesiólogos).

«La idea de trasplantar a un paciente es que logren tener una vida normal posterior a su cirugía. Cristián logró eso y este desafío lo tomó como algo personal en pro de la donación de órganos», cuenta la doctora Claudia Sepúlveda, broncopulmonar, especialista en Trasplante Pulmonar de Clínica Santa María.

Los esperamos!

Posted by Traspaso on Tuesday, April 2, 2019