Únete a los entrenamientos gratuitos de Wings for Life y prepárate para correr más que nunca. Dos oportunidades para entrenar con una de las triatletas más grandes de la historia de Chile. Valentina Carvallo se está preparando para una nueva edición de Wings for Life World Run, que se desarrollará el domingo 5 de mayo, y para eso, realizará dos sesiones de entrenamientos gratuitos para quienes quieran llegar todavía más lejos en una de las corridas a beneficio más grande del planeta.

El miércoles 24 de abril y el jueves 2 de mayo son los días elegidos por la dos veces campeona del Iron Man de Pucón para guiar las jornadas que comenzarán a las 19:00 hrs. en el Parque Bicentenario de Vitacura, y en donde los participantes se dividirán en dos grupos: 5 y 10 kilómetros.

Para participar de los entrenamientos gratuitos y asegurar uno de los cupos, solo se debe ingresar al sitio bit.ly/EntrenamientoWFLWR, rellenar los datos de la persona que asistirá y elegir en cuál de los dos días disponibles se desea correr por los que no pueden.

Este año, y al igual que en la edición de 2018, Chile será parte de la corrida a través de una «App Run», modalidad oficial de participación que consiste en que cada corredor estará participando con la aplicación móvil Wings for Life World Run y esta, le avisará – a través de sonido y vibración – la distancia que lo separa del «auto meta» y cuando este lo haya alcanzado.

Para ser parte de esta edición, solo se debe descargar desde iOS o Android la aplicación Wings for Life World Run y pagar una inscripción/donación de $12 USD, equivalente a unos $8.000 pesos chilenos y llegar el próximo 5 de mayo a la locación que se revelará en los próximos días.

Por un objetivo en común

Wings for Life World Run une a más de 40 países corriendo por la misma causa; la búsqueda de una cura a las lesiones de médula espinal. Objetivo que la fundación del mismo nombre lleva trabajando desde 2004 y que ha conseguido grandes avances tras las últimas investigaciones donde han trabajado con la estimulación eléctrica epidural directamente en la médula espinal, y es precisamente ese tratamiento el que le ha permitido a David Mzee de 33 años volver a caminar de manera autónoma tras un accidente en 2010 cuando al hacer un salto mortal desde un trampolín hacia una colchoneta de espuma se rompió el cuello.

Para conocer más sobre la fundación, cómo ha avanzado la investigación y los resultados de los estudios que se han estado haciendo en los últimos años visita www.wingsforlife.com.