Un agotador día en la vida del triatleta Patrik Nilsson ¿Cómo se prepara un triatleta de elite para los rigores de un Ironman: un chapuzón de casi cuatro kilómetros, un paseo en bicicleta de 180 km y un maratón? En resumen, entrenando… ¡Y mucho!

El sueco Patrik Nilsson es un especialista del Ironman y nos lleva a través de un día de entrenamiento típico desde el ejercicio que realiza en el agua, en la silla de su bicicleta y en sus propios pies, así como la dieta para acompañarlo.

7:00 – La llamada de la alarma

Los Nilsson, él está casado con Theresa y con un hijo, Matteo, generalmente se levantan a la misma hora todas las mañanas.

Como dice Nilsson: «Por lo general, todos nos despertamos alrededor de las siete. Por lo general trato de dormir alrededor de nueve horas. Después de despertar vamos a desayunar. Un día como hoy tomaría tres decilitros de avena, un poco de leche y canela, luego, tal vez justo antes del paseo en bicicleta, tome un pedazo de pan solo para sentir que tengo energía para la primera o segunda hora».

8:00 – Cuatro horas en la silla

Los días de entrenamiento pueden variar pero, por lo general, el triatleta de 28 años arma su día alrededor de un largo paseo en bicicleta en la carretera, con el objetivo de igualar las condiciones de la carrera.

Él explica «hoy, estoy tratando de ser más específico para la carrera. Entonces, una salida en bicicleta de cuatro horas con un poco de ritmo Ironman es ideal. En esta época del año debido al clima estos largos los hago en el garaje o en el baño, donde trato de aumentar el calor y la humedad para prepararme para una carrera más calurosa».

12:05 – Una hora de carrera

Por lo general, se reabastece rápidamente, la transición entre la bicicleta y la hora de trote posterior es mínima.

«Generalmente me bajo de la bicicleta», dice, «la dejo de nuevo en su lugar en el garaje y tomo, tal vez, un pequeño pedazo de pan con mermelada o miel, me cambio la ropa y salgo a correr en cinco, seis o siete minutos».

Tarde – Descanso y recuperación

Usualmente, el tiempo después del trote es dedicado a tratar de recuperarse del rigor de la mañana a tiempo para la tercera parte de su triunvirato de ejercicios.

De una tarde promedio, dice: «Por lo general, después de las primeras sesiones de entrenamiento, me doy una ducha rápida y trato de almorzar lo más rápido posible después del entrenamiento».

«Entonces se trata de recuperarse para la próxima sesión de entrenamiento del día. Entonces, tal vez haga algo de elongación suave, usar unas botas de recuperación, mirar televisión, tal vez algo de trabajo. Puedo tomar mi merienda. Desde un plátano hasta una barrita de proteínas y avena con leche».

16:30 – Al agua

Después del tiempo de descanso necesario, Nilsson normalmente completa su día de entrenamiento con una sesión de natación.

Acerca de este elemento final de su entrenamiento, agrega: «Terminaremos el día nadando. El enfoque principal de hoy fue la salida en bicicleta de cuatro horas y el trote de una hora para obtener resistencia. Entonces, la natación de hoy se trata principalmente de recuperación para sentirse más liviano, para moverse. Por supuesto, es una sesión de entrenamiento, pero más una recuperación activa».

Un agotador día en la vida del triatleta Patrik NilssonTarde – Comida y tiempo en familia

A partir de acá, un largo día de entrenamiento termina y el enfoque cambia a pasar tiempo en familia.

En la última parte de su día, él nos dice: «Después de la última sesión de entrenamiento, generalmente cenamos los tres juntos. Me da más o menos tres horas para que Theresa y yo intentemos relajarnos y acostarnos con las botas de recuperación. Así que ese es mi día. Te despiertas, vas a entrenar, comes, duermes y vuelves a hacerlo todo de nuevo».

 

El día en calorías
  • Desayuno: 550 calorías – avena, leche y canela.
  • Snack en bicicleta: 1.984 calorías – geles energéticos, barras y bebidas.
  • Merienda previa al trote: 368 calorías – pan y mermelada.
  • Almuerzo post-trote: 908 calorías – pan, palta, tomate y banana.
  • Merienda: 364 calorías – avena, leche, barra de proteína y banana.
  • Cena: 572 calorías – pescado, papas y verduras.
  • Merienda nocturna: 482 calorías – avena, leche y banana.
El día en números
  • Estadísticas de la bicicleta: una salida de cuatro horas y media, que quema 2.502 calorías, con un máximo de 348 vatios, un promedio de frecuencia cardíaca de 129 latidos por minuto y una cadencia promedio de 94.
  • Estadísticas del trote: una hora de 16.3 km con un promedio de 3 minutos y 40 segundos por km, un promedio de frecuencia cardíaca de 134 con 1.249 calorías quemadas.
  • Estadísticas de la natación: una hora con una frecuencia cardíaca promedio de 124.